Contratación Internacional

Las “libertades europeas” en lo relativo a la libre circulación de personas y capitales ha posibilitado una ingente cantidad de contratación con repercusiones transfronterizas. Es muy frecuente que un sujeto con residencia habitual en Alemania o Inglaterra realice contratos con una persona o empresa española.
 

En caso de incumplimiento, surge la pregunta sobre cuál es el país en el que debe interponerse la oportuna reclamación exigiendo el cumplimiento de las obligaciones asumidas, así como la necesidad de precisar qué ordenamiento jurídico será el que decida sobre si ha existido o no incumplimiento y si corresponde, en su caso, una indemnización.

Los principales contratos celebrados entre extranjeros residentes en España y españoles suelen ser los siguientes:

  • Compraventa de bienes inmuebles.
  • Compraventa de mercancías.
  • Arrendamiento vacacional o de larga duración.
  • Contratos de suministro.

Los contratos nacen para cumplirse, pero es posible que esto no suceda, o no de la manera esperada. Por ello es necesario, antes de suscribir ningún contrato, contar con el asesoramiento de un experto en derecho internacional de la contratación que entre otras cosas está capacitado para redactar, negociar y traducir jurídicamente un contrato. Igualmente, si el incumplimiento ya se ha verificado, un asesoramiento profesional a tiempo puede ahorrar costes y ayudar a recuperar el patrimonio perdido.