Divorciarse

Cuando una relación matrimonial llega a su fin, el Divorcio se convierte en una eficaz herramienta que permite regular los efectos de la ruptura. La vida continua. Por ello, el Divorcio además de poner fin al matrimonio, regula el destino de:

1. Los bienes personales.

2. Los bienes adquiridos por la pareja.

3. La custodia y alimento de los hijos menores de edad.
4. El régimen de visitas el progenitor que no convive con los menores.

4. La vivienda habitual.

5. La pensión compensatoria, en caso de que corresponda.

 

En España existen dos procedimientos para divorciarse: el nuevo divorcio notarial y el clásico divorcio judicial.

  1. Divorcio notarial: Desde Julio de 2015 los ciudadanos pueden divorciarse ante Notario. El divorcio notarial se caracteriza por ser muy veloz. Una vez reunida la documentación es posible divorciarse en un plazo de entre 3 y 5 días.

Los requisitos para poder divorciarse ante notario son:

  • Que hayan pasado más de tres meses desde la celebración del matrimonio.
  • Que la esposa no esté embarazada.
  • Que  no haya hijos menores de edad (independientemente de que sean hijos comunes del matrimonio o de uno solo de los cónyuges) o a su cargo.
  • Que ambos cónyuges estén de acuerdo en divorciarse.
  • Intervención de Abogado en ejercicio en el otorgamiento de la Escritura Pública de divorcio .

 

  1. Divorcio judicial: Es la manera tradicional de divorciarse. Implica sobre todo un proceso más largo, con una duración mínima de 3 meses (según cada Juzgado). En cuanto a los gastos hay que sumar a los honorarios del Abogado, los honorarios del Procurador.

Sin embargo, es la única opción cuando uno de los cónyuges no está de acuerdo en la decisión de divorciarse, o existen hijos menores de edad o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores.

 

La complejidad de la situación legal de este ámbito hace muy recomendable recurrir al asesoramiento de Abogados especializados y competentes. Si está pensando en divorciarse, gane tiempo y ahorre dinero solicitando un asesoramiento personalizado. Estaremos encantados de ayudarle.

 

 

DIVORCIOS CON ELEMENTO EXTRANJERO

En matrimonio tiene "elementos extranjeros" cuando:

1. Uno de los cónyuges o ambos son extranjeros.

2. El matrimonio se celebró en el extranjero.

 

Estos hechos producen diversas concecuencias jurídicas a la hora del divorcio, pues es posible que aunque el divorcio se tramite en España, la ley aplicable al mismo (causas de divorcio, alimentos y pensiones, régimen económico matrimonial etc.) sea la de otro Estado. Por ello es necesario determinar con exactitud si un divorcio entre extranjeros puede o no tramitarse en España, así como determinar qué ley regirá el divorcio, si lo hará la española u otra distinta.

 

Nuestros clientes extranjeros suelen plantearnos las siguientes preguntas:

  1. A pesar de no ser español o de haberme casado en el extranjero ¿Puedo divorciarme en España?
  2.  Si me divorcio en España ¿será válido también en Alemania, Ecuador, Venezuela, Bélgina, Francia etc.?

En la inmensa mayoría de los casos, la respuesta a estas dos preguntas es: sí, usted puede divorciarse en España (por un precio enormemente inferior que en otros países como Alemania) y ése divorcio es plenamente válido en su país de origen.